La consejera del puño (cerrado)

No me refiero a su forma de golpear al adversario – tarea que desarrolla con fruición –, sino a su tacañería. La Consejera de Transportes y Obras Públicas del Gobierno Vasco compareció a petición propia el pasado martes en el Parlamento Vasco para hablar del soterramiento del ferrocarril en Vitoria-Gasteiz y la verdad es que no pudo pisar más charcos. A la ya conocida falta de acuerdo en torno a la financiación del proyecto – provocada por la rácana posición del Gobierno Vasco –, la Consejera vino a añadirle incertidumbre. Vamos, que puso lo mejor de sí misma para hacer saltar por los aires el embrión de este gran proyecto de transformación urbana de nuestra ciudad, enmarcado en la revolución que supondrá para Euskadi la llegada de la alta velocidad.

La Consejera López de Guereñu comenzó su intervención el pasado martes repitiendo machaconamente frases del tipo “no me gusta la bronca”, “no soy amiga de los descuerdos”, “me gusta actuar con total responsabilidad”,... Excusatio non petita, acusatio manifiesta (...)

Para seguir leyendo... http://www.psoe.es/ambito/provinciadealava/docs/index.do?action=View&id=228167

(Artículo publicado ayer domingo en El Correo)

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
¿Pero cuál es el criterio en el que te basas para pedir más dinero al Gobierno Vasco? Me sigue pareciendo que vuestra función es salvar la cara a Madrid.
Óscar Rodríguez Vaz ha dicho que…
Los 63 millones del Ayuntamiento son constantes y sonantes. Incluso tendrá que recurrir a deuda para poder pagarlos. No tienen relación con los
terrenos.

Respecto a la recalificación. Hay un espacio liberado que no se puede quedar tal cual, hay que reurbanizarlo. Son 7 km y con 1.500 viviendas no parece que se vaya a hacer un muro de pisos, ni una promoción de vivienads desmedida. Al contrario, se piensa mucho en hacer
viales de comunicación.

Luego está la gestión política del asunto, es un estudio de la
ingeniería Idom, no nos lo inventamos nosotros y ningún grupo se opuso a
esta estimaciónn en el Ayuntamiento, con lo que la voluntad de los represenatntes políticos
está bastante definida.

Otra reflexión al hilo de lo anterior: si los Ayuntamientos no tienen recursos suficientes y si el Gobierno Vasco pasa
de una ley municipal (el único en toda España), podremos convenir que los Ayuntamientos no disponen de recuros a pesar de todas las responsabilidades que asumen.

Efectivamente, habría que
evitar un pelotazo. Qué alternativas hay? En principio 2:
- o subimos los impuestos para que tengamos más recursos más recursos (para lo que no parece que haya consenso ni siquiera entre el PSE-EE y el PNV);
- o ponen más dinero las administraciones grandes como el Gobierno Vasco (en eso estamos).

En fin, creo que nuestra posición (tanto en el Ayuntamiento como en el Parlamento) tiene una lógica aplastante.

Un saludo.
Anónimo ha dicho que…
Oscar, acalarado el malentendido y te agradezco tu extrema corrección en el debate.

Puedo entender varias cosas: el PSE está en campaña electoral y quiere que Patxi sea Lehendakari, el Alcalde de Vitoria (PSE también) puede aspirar a que lo del soterramiento dle tren al ayuntamiento le salga lo más barato posible, el Ministerio (PSEO) puede querer aligerar la factura gracias a los aprovechamientos urbanísticos, el PSE va a apoyar los presupuestos del Gobierno Vasco y puede exigir lo que estime oportuno en materia de financiación del soterramiento del tren de Vitoria … Todo eso lo puedo entender y lo respeto.

Pero creo que mis preguntas siguen en pié y creo, perdona por el atrevimiento, que no las has contestado:

1.- ¿cuanto pone cada institución en cash y cuanto en aprovechamientos urbanísticos y suelo? Y de nuevo, con delicadeza, con respeto, pero también con claridad, te pido que no faltes a la verdad.

2.- ¿el urbanismo se debe financiar con pelotazos urbanísticos (para que nos entienda todo el mundo, operaciones urbanísticas públicas en las que las Administraciones “desean” que la vivienda libre sea lo más cara posible y que la vivienda protegida se ciña al mínimo legal para hacer evitar el uso de fondos presupuestarios) o vía presupuestos (que ciertamente vienen de los impuestos)?

3.- ¿se le ha preguntado a la ciudadanía de Vitoria si quiere 1500 nuevas viviendas cosiendo la ciudad por el sur de oeste a este? Si se le pregunta ¿no diría quizás que quiere alguna vivienda menos y alguna dotación pública más?

Sea como fuere, espero que el soterramiento se haga de la forma más social, más verde y más pública posible.

El PSE tiene una gran responsabilidad en la materia (Ministerio PSOE, Ayuntamiento PSE, sostiene a la Diputación, sostiene los presupuestos del Gobierno Vasco). Espero que estéis acertados. Ya sabes que el tejuido urbano que se teje no lo desteje nadie, al menos en décadas.

Y obviamente nosotros estamos para ayudar en lo que sea menester y ya sabéis donde nos tenéis.

Un saludo,

Leolo
Óscar Rodríguez Vaz ha dicho que…
Leolo, por partes.

1.) El Gobierno de España pone 140 millones que es lo que costaría "traer" la Alta Velocidad a V-G. Esta cifra se está actualizando, es decir, sufrirá una leve subida por el incremento en el coste de la obra por los IPCs y todas esas cosas. Esto lo debe pagar el Estado porque hacer esta infraestructura ferroviaria es su competencia ineludible.

Pero como ya dije en el artículo original, si las instituciones vascas (GV, DFA, Ayto) desean que la alta velocidad en V-G esté soterrada, esta nueva fórmula la debe pagar quien la desea. Si tu hijo necesita una moto para ir a estudiar o a currar, lo normal es que le compres una estándar (esa es tu competencia), si quiere una más lujosa se la tendrá que pagar él con sus ahorros, no? Pues en eso estamos.

Bien, puesto que queremos el soterramiento el Estado nos cede los suelos por los que ahora discurre el ferrocarril y que luego serán liberados (las vías de Salburua, Santa Lucía, Florida, Dato, Ciudad Jardín, Ariznavarra, San Martín, Jundiz). Con la cesión de estos suelos estatales, se esperan obtener 106 millones de euros por los aprovechamientos urbanísticos.

El Ayuntamiento pone 63 millones en "cash", cifra establecida en unos presupuestos municipales pactados con el PNV. La Diputación dice que pondrá entre 30 y 50 millones en "cash". El Gobierno Vasco pone la cantidad de 80 millones en "cash" ( como también dije el otro día, poner 140 millones supondría sólo el 1,16% de las inversiones que han prometido que conllevará el plan de aceleración económica que está cifrado en más de 12.000 millones).

2.) Un amigo me ha pasado una definición interesante de como somos los españoles: dícese de aquel ciudadano que quiere tener servicios públicos suecos e infraestructuras alemanas con los impuestos de Zambia). Pues dímelo tú. Si no queremos pagar más impuestos y queremos tener de todo, ¿cómo lo hacemos? Hay una cosa clara, si el GV pusiera por ejemplo 240 millones de euros repartidos en seis ejercicios presupuestarios o seis años, no haría falta ningún aprovechamiento urbanístico. En cualquier caso, creo que no es ningún pelotazo. Pelotazo sería hacer 10.000 viviendas (ya sabes que el 40 % será protegida). ¿Cuántas operaciones públicas con promoción de viviendas se han hecho en España con un 40 % de vivienda protegida?

3.) Uff. Para empezar las 1.500 viviendas no van a copar el espacio liberado. Incluso el Plan de Movilidad prevé que se hagan viales de comunicación, pasarelas peatonales y bici-carriles. Que este espacio es una oportunidad para ampliar el campus, para crear nuevas zonas de ocio, itinerarios comerciales... nadie (al menos no el PSE-EE) está pensando en construir y construir.

Por otra parte, tampoco nos han preguntado si los impuestos que pagamos tienen que servir para financiar cursos de cerámica o aerobic acuático en los centros cívicos. Ni si era necesario hacer cerca de 30.000 viviendas para ampliar la ciudad. Creo que ese discurso de si nos han preguntado o no puede ser efectivo a corto plazo; a medio y largo plazo lo más razonable es tildarlo de demagógico.

Si el GV tuviera voluntad real de hacer esta operación se haría y no se marearía tanto. No voy a recordar la facilidad con la que se han financiado el metro, el Guggen y otras infraestructuras en otro territorio. Y ésto no es victimismo, es la realidad.

Un saludo y un placer discutir.
leolo ha dicho que…
Oscar, desde el profundo respeto que me mereces tanto tu como tu partido, varias cosas:

1.- he ido docenas de veces a Madrid a reuniones en el Ministerio de Vivienda en el que le he oído a las diferentes ministras del ramo decir que los suelos públicos solo se pueden usar para hacer operaciones de vivienda 100% protegida; por lo que veo eso no se aplica al soterramiento, pues en los suelos de Fomento, públicos, solo se quiere hacer el 40% mínimo de vivienda protegida que marca la ley.

2.- ¿operaciones con el 40% de vivienda protegida en Euskadi? Las hay. De hecho, son frecuentes: Lakua, Salburua, Zabalgana, Miribilla, Zorrozaure, Garellano, Bolueta, Auditz Akular, Antondegui, etc. Lo raro es que el PSOE apueste en este caso por el mínimo legal.

3.- y ya me ha quedado claro que esto lo va a pagar el gobierno vasco (vía negociación de presupuestos) y el bolsillo de los compadores de las futuras viviendas libres, que podrían ser todas ellas protegidas.

Un fuerte abrazo,
Anónimo ha dicho que…
Pasado un año desde el último comentario y siendo Patxi Lehendakari, Oscar ¿como está este tema? ¿Superada ya la época de la consejera del puño de cerrado, todo marcha sobre ruedas?

Un saludo,

Entradas populares de este blog

El Ágora de Álava

Es la hora del PSOE

Los cuatro grandes retos del socialismo vasco