domingo, 10 de abril de 2016

#PanamaPapers y la patria

Cualquiera que lea este artículo sabrá que “Panama papers” es el nombre con el que los medios de comunicación han bautizado una filtración de once millones de documentos confidenciales procedentes de un bufete de abogados panameño. Dicha información ha sido difundida por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación y ha puesto de manifiesto la ocultación de propiedades y activos o la evasión fiscal de importantes dirigentes o familiares de políticos y de Estado, deportistas, empresarios, actores, etc.

Mossack Fonseca, que es el nombre del mencionado bufete de abogados, presta un servicio consistente en crear o residenciar compañías inscritas en un paraíso fiscal, cumpliendo escrupulosamente con el objetivo de ocultar la identidad de sus propietarios. De modo que, no parece tener demasiado sentido acudir a Mossack Fonseca para hacer algo perfectamente limpio, legalmente o moralmente limpio. Más bien al contrario.

No me deja de llamar la atención que muchas de las personas de nuestro país aparecidas en los papeles de Panamá, pertenezcan al grupo de este tipo de gentes que se atreven a criticar la falta de patriotismo de quienes defienden ideas lejanas a las suyas. Es muy curiosa la forma de defender la patria de estas personas que están todo el día con España en la boca, pero que acuden a este tipo de bufetes de abogados, o bien para pagar menos impuestos en España (lo que, por mucho que sea legal, influye negativamente en la calidad de vida de los españoles), o bien para enjuagar dinero procedente de negocios inconfesables (lo que no atenta contra la patria, sino contra la ley).

Ya imagino que todo esto lo hacen por el bien de España. La cosa es que los españoles no acaban de percibirlo así. Esta semana el CIS ha dicho que la corrupción sigue siendo el segundo problema del país.


(Publicado el 10.04.16 en DNA)

No hay comentarios: