Soplar y sorber no puede ser



El Presidente de EUDEL, a quien tengo mucho afecto, presentó en nombre de todos los Ayuntamientos vascos al lehendakari Ibarretxe una serie de medidas que pasan por "reducir el gasto corriente, revisar los contratos de las concesiones municipales para buscar concesiones ventajosas, mejorar la gestión para optimizar recursos", etc.

Está muy bien todo ésto, pero ¿es acaso compatible con la firma de un convenio con los funcionarios municipales - llamado Udalhitz - que supone un incremento salarial del IPC + 1,5 puntos y otra serie de ventajas?

La verdad es que me pareció un auténtico ejercicio de cinismo que quienes han liderado la firma de esas condiciones ventajosas para los funcionarios de toda Euskadi - con las honrosas excepciones de los Alcaldes de Vitoria-Gasteiz, Donostia o Ermua -, se pongan ahora a la cabeza de la manifestación de la austeridad.

Ya que, si como dice Ibarretxe, "en Euskadi estamos mejor que en el resto de España", estaría bien que el presidente de EUDEL pidiera un plan a las Diputaciones y Gobierno Vasco para financiar a los municipios vascos. El resto de España estará peor que Euskadi, pero el Gobierno de Zapatero ha aprobado un plan de 8.000 millones de euros a repartir entre todos los municipios.

Comentarios

Txema Oleaga ha dicho que…
En el caso de Bilbao supone más de 62 millones y medio de euros. Una cantidad excepcional, que es más del 60% del total del presupuesto para inversiones que teníamos para el próximo ejercicio. Y es una muestra de confianza en los municipios. Confianza que no tiene el Gobierno de Ibarretxe

Entradas populares de este blog

El Ágora de Álava

Es la hora del PSOE

Los cuatro grandes retos del socialismo vasco