domingo, 5 de junio de 2011

Reflexión 4

"Nos equivocaríamos si no tomáramos nuestras principales decisiones mirando de frente a la sociedad. Nos equivocaríamos si la ciudadanía vasca permaneciese ajena a nuestro Congreso. Erraríamos si permaneciésemos ajenos a la realidad social, a la actual y a la que está por venir. Hoy la sociedad nos exige que seamos vanguardia y que no renunciemos a dar la batalla de las ideas.
Es importante que el PSE-EE salga reforzado como proyecto de izquierdas, como un partido avanzado, como una formación capaz de anticiparse a los debates que marcarán el futuro de nuestra sociedad, más allá de la ingente y absorbente acción cotidiana de gobernar. De todos es sabido que es muy difícil jugar este papel cuando acabamos de acceder a Ajuria-Enea y, por tanto, cuando nuestro principal rol es defender la acción de gobierno y al gobierno mismo.
En este sentido, habrá quienes piensen que como lo importante es la acción del gobierno (nadie lo duda), el tiempo acabará diluyendo el papel del PSE-EE. Yo soy de la opinión de que hay espacio para las ideas del PSE-EE, ¡y muy amplio!"

Esta es la transcripción de parte de un artículo de opinión titulado "Un Congreso para la sociedad" que publiqué en El País en las vísperas de la celebracíon del Congreso del PSE-EE en 2009. No sé si es por suerte o por desgracia (tiendo a pensar que es lo segundo), pero creo que los tres párrafos tienen plena vigencia hoy, casi dos años después.

Considero que el Partido Socialista(PS) pertenece a todos sus militantes, pero no sólo a sus militantes. Creo que es un patrimonio colectivo, formado también por su historia y sus ideas. Es un patrimonio de la sociedad y, como tal, tiene una responsabilidad con ella. Lo peor que nos puede pasar es que pensemos que la sociedad funciona con nuestras claves (de partido, de política), porque lo cierto es que en demasiadas ocasiones la sociedad ni siquiera considera "un problema" lo que nosotros como "el problema".

Desde nuestra fundación, nuestros mejores momentos se han dado cuando hemos sido capaces de ser vanguardia y, al mismo tiempo, de interpretar con claridad las aspiraciones sociales mayoritarias. Cuando el PS se ha abierto a la sociedad y ha sido capaz de anticiparse y liderar los cambios sociales, es cuando ha alcanzado mayores cotas de influencia institucional y mayores transformaciones sociales se han producido.

La necesidad de adaptar una oferta política socialdemócrata, progresista y moderna como la nuestra se deriva del hecho de que la propia realidad cambia y también evoluciona la percepción social sobre la misma. Aparecen problemas nuevos y nuevas demandas por parte de los ciudadanos en la búsqueda de soluciones distintas. Para ello, es evidente que se necesita una mayor discusión de ideas, de proyectos y de debate político, que se produzca a través de cauces que faciliten la máxima participación de los afiliados y afiliadas y que esté atento, muy atento, a las aportaciones que nos lleguen (o que cojamos) de la sociedad.

Se están produciendo cambios vertiginosos en diferentes campos y el PS debe ser capaz de imaginar cómo será la sociedad del mañana y de hacer propuestas para adelantarnos al futuro con el objetivo de dejar a nuestros nietos una sociedad mejor de la que nosotros heredamos. Hay grandes retos como el de la necesidad de mejorar las políticas sociales y reforzar el estado del bienestar ante las encrucijadas que lo acechan. Como el de mejorar nuestra democracia impulsando las reformas institucionales necesarias para acercar a representantes y representados ante el desprestigio que viene sufriendo la acción política en los últimos años. Como el de la gestión de la convivencia en nuestros pueblos y ciudades multiidentitarias ante el impacto de la inmigración. O como el de la necesaria reforma de nuestro modelo de productivo y el papel que mujeres y hombres debemos jugar en él ante la injusticia que han generado los excesos del capitalismo desregulado. Y es necesario que el PS aproveche al máximo sus recursos(capital humano, relación con la sociedad) en todos sus ámbitos territoriales para poder dar respuesta a estos retos.

Un partido socialdemócrata del siglo XXI tiene que comprometerse con un nuevo estilo de hacer política, que cuente más con la gente y estimule su participación, que busque formas de integración imaginativas, que refuerce la cohesión antes que la indiferencia o el enfrentamiento y que abra posibilidades efectivas de realización personal. Creo sinceramente que el PS debe ampliar las fronteras de la democracia, facilitando la participación de los afectados en la resolución de sus problemas y llevando los principios de la igualdad y la responsabilidad a la vida cotidiana. Un partido más abierto y cercano a la sociedad y con unos militantes más activos es un partido con más ideas, con más influencia en la sociedad y con más capacidad de transformación.

Termino esta reflexión de la misma forma en la que finalicé el artículo de opinión citado anteriormente:
"La sociedad está en plena ebullición, avanza a pasos agigantados. Son muchas las complejas realidades surgidas al calor del nuevo siglo, también en Euskadi, que requieren de soluciones estratégicas e imaginativas. Y el PSE-EE debe ser uno de los pilares sobre los que se sustenten dichas soluciones. Y lo será, porque la historia de Euskadi nos avala (...) y podemos decir con orgullo que no existe una política de progreso, una iniciativa que busque la justicia social o un acuerdo para hacer país en el que los socialistas vascos no hayamos participado."

12 comentarios:

Imanol dijo...

Una vez mas,Oscar, pura paja.

En el congreso "nacional" del PSE, tiene memoles que le llameis nacional, dices que eres defensor del pacto PPSE y que ello no os ha pasado factura. Que claro, que para eso era necesario el PP, y que sin el PP no se podria haber conseguido "todo" lo que se ha hecho hasta ahora.

Venga, pues a seguir sumando con el PP, Oscar. Ah!! que con el PP no os comeis ni un rosco?? que listos estos del PSE que ahora empiezan a llamar a la puerta del PNV. ZAS!!! en toda la boca.

Que pataleta la de Cela. ella tampoco es una mentirosa, Oscar??
Menuda panda, tu!!!

Óscar Rodríguez Vaz dijo...

Imanol, lasaitasun pixka bat eta errespetua, mesedez. Dena hain gaizki egiten ari bagara, hiritarrok etxera bidaliko gaituzte eta kitto. Horrelakoa da demokrazia, zorionez.

Javito dijo...

Me abstraigo de vuestra disputa, e intento ir al grano del tema...
Enlazando esta reflexión con la primera que hiciste Óscar, no parece atrevido afirmar que los votantes del PSE se quedaron en sus casas el pasado 22 de Mayo, más que ir a votar a otras formaciones, no digo que no hubiera habido trasvase de votos, pero parece que mayoritariamente los votantes del PSE o se quedaron en casa u optaron por voto nulo, blanco, u otros...
Creo que esto puede dejar al PSE un margen de maniobra mucho más amplio de cara a debatir y y dar salida a las propuestas que necesitan los ciudadanos que si hubiera habido un nítido trasvase a otras formaciones nacionalistas y de derechas como PP o PNV. Creo que la labor de motivar a los ciudadanos a participar de los proyectos políticos, y el conseguir que se sientan escuchados y representados es una labor difícil, pero tremendamente ilusionante. Conseguir que los abstencionistas se sientan identificados por el proyecto del PSE es bastante más interesante y grato que intentar atraer votos de formaciones conservadoras y profundamente nacionalistas como PPNV.
El PSE podría empezar por escuchar a sus bases, que se quiera o no, son las personas que más cerca están de los problemas reales de la gente.

Óscar Rodríguez Vaz dijo...

Amén, Javito

Imanol dijo...

Ez arduratu, ni lasai nau. errespetua?? Noiztik hona gezurti geitzea gezurtiari, errespetu falta da. Errespetu falta zuek daukazue hiritarrekin, tentel bezala tratatzen gaituzue.

Txarto egiten zabiltzatela garbi dago, horra hor zuen emaitz "tamalak".

Bai motel, aho osoan, Zas!!!
Jarraitu zeuen gehiketekin. Ez ahal dute ematen??? jejejejejeje

Txarlik baietz esaten du, zuen itunak PP-rekin eragina izan duela emaitzetan eta Pastorrek berriz ezetz adibide penagarri bat jarrita!!

Óscar Rodríguez Vaz dijo...

Badakizu zertaz ari naizen, Imanol. Lasaitu zaitez eta esandakoa, jatorra izan.

Anónimo dijo...

Infantiladas

Imanol dijo...

Ez, ez dakit zertaz zabizen. esaidazu zein den nire errespetu falta.

Imanol dijo...

Jaque mate!!

Óscar Rodríguez Vaz dijo...

Irakurri berriro zure azkenengo 10 komentarioak

Imanol dijo...

Oscar, que no, que no!!

Que ya te he dicho en lo que has mentido, y no me debates eso.

Te repito que el PNV no lidero el proceso de paz del 2007 como tu dices. Al PNV se le llamo de apagafuegos.
Trataste de engañarme con el tema de la caligrafia. Tu, a sabiendas de que mentias tratabas de ocultar la realidad. Justamente lo que estas haciendo con tus "reflexiones", tratando de esconder la realidad vasca. Justamente lo que el PPSE hace.

Cela dice no conocer al cesado en su departamento. que cachondeo. Y que pataleta la de cela para que compulsivamente mienta a la sociedad. Dejando claro que la mentira en el PSE es su seña de identidad.

Tenemos en lasarte el intento del carpetazo por parte del PPSE del caso Urchueguia. Como tu dices oscar un intento de borron y cuenta nueva, pero no os va a salir.

Óscar Rodríguez Vaz dijo...

Imanol, te he reconocido un error mucho más importante que el que comentas recurrentemente y tú, sin embargo, no has rectificado en nada. Supongo que se debe a la famosa insaciabilidad jeltzale. En fin. Creo que te he dado muchas oportunidades para rectificar o pedir disculpas por las excesivas faltas de respeto y esta es la última. No estás obligado a hacerlo, lógicamente, pero si no lo haces, seguirás el camino de tu amigo Intza. Saludos.