sábado, 11 de abril de 2009

Un traje para el PNV


Parece incuestinable que el discurso del PNV en los últimos años ha girado, directa o indirectamente, en torno a asuntos identitarios que separaban a los abertzales y a quienes no lo somos: el plan soberanista, la consulta, la bandera, los símbolos, las lenguas,... No son asuntos poco importantes, pero desde luego no son los asuntos más importantes.

No lo son al menos para mí y, por lo visto, tampoco le parecieron los más relevantes al PNV, que tras las elecciones generales de 2008 encorsetaron al candidato Ibarretxe en un discurso sobre las cosas cotidianas, las realmente importantes. Así, vimos como a partir de diciembre los jeltzales trataron de hacernos olvidar su discurso político de los últimos años y se centraron en la "gestión": la economía, el empleo, la política social, la sanidad, la educación, etc. No son pocos los que explican el buen e inesperado resultado electoral el PNV a este discurso "a pie de calle" y a la moderación de los aspectos identitarios con los que se asociaba al candidato Ibarretxe.

Las elecciones pasaron y, cuando llega el aberri eguna, el PNV parece apostar por la recuperación del discurso anterior al de la campaña electoral. Vamos, que tras haber usado apenas unos meses el "traje de economista", ha desempolvado el viejo "traje de soberanista" para volver a usarlo a diario. Parecen haber recuperado el traje que precísamente le ha hecho imposible sumar más apoyos que los de su partido de cara a la sesión de investidura y que, con toda probabiildad, hará posible la investidura de Patxi López.

Todo a la vez no puede ser. Por razones obvias, al PNV se le ha terminado el tiempo de vestir de una forma en el Gobierno y de otra en el partido, de forma que se tendrán que deshacer definitivamente de alguno de los dos trajes. Pero bueno es sólo una opinión, además, allá cada cual con su vestimenta!

No hay comentarios: