miércoles, 16 de septiembre de 2009

El cambio se debe consolidar

Tras el resultado electoral de mayo de 2001 y, sobre todo, observada la situación en que quedó la sociedad vasca tras años de enfrentamiento entre bloques, el socialismo vasco hizo un Congreso, reflexionó y cambió su rumbo. Llegamos a la conclusión de que el enfrentamiento no conducía a nada y que, sin embargo, provocaba mucha frustración y crispación a la ciudadanía vasca, además de mucha desconfianza a la sociedad española en su conjunto. Y además se traducía en menores expectativas de progreso para Euskadi en todos los ámbitos, ya fuera el social, el político o el económico.

Nos marcamos como objetivo intentar acabar con el enfrentamiento descarnado entre...

Pincha aquí para seguir leyendo el artículo publicado ayer en El Mundo (País Vasco)

1 comentario:

Anónimo dijo...

He estado echando un vistazo a tu blog y la verdad chico es que te felicito, porque parece que crees todo lo que dices. Eso debe traerte algo bueno algún día.
Pero no te creo.