domingo, 17 de abril de 2016

¡Que arreé el siguiente!

Según la información oficial, en Euskadi tenemos 42 sociedades públicas dependientes directamente del Gobierno Vasco: en el Grupo EVE tenemos 6 sociedades, en el Grupo SPRI tenemos 19 sociedades, en el Grupo EiTB hay 4 sociedades y en el Grupo Eusko Trenbideak hay 2 sociedades. Hay otras 11 sociedades como ALOKABIDE, OSATEK, EJÍE, etc. Además, existen 8 fundaciones dependientes del Sector Público de Euskadi, el consorcio HAURRESKOLAK y 79 entidades con participación pública mayoritaria.

El abogado Javier Olaverri dice que este entramado constituye una Administración paralela en toda regla. La diferencia es que sus órganos no están sometidos a un control tan estricto como lo están los Departamentos del Gobierno y, por supuesto, la transparencia no domina su gestión. Tan es así, que ningún responsable gubernamental ha sabido decirme el número de empleados aproximado que existe en este entramado de sociedades, fundaciones y entidades participadas.

El caso es que en 2010 se aprobó un Decreto que regulaba el recorte de los salarios de los trabajadores públicos (entre un 5 y un 3%, en función del sueldo), así como la supresión de una paga extra. El Decreto se aplicó en Euskadi no solo a los funcionarios, sino también a los trabajadores de las sociedades públicas. Un sindicato recurrió la aplicación del Decreto en EiTB y esta semana hemos sabido que ese recurso se ha ganado. Consecuencia: el Gobierno Vasco (o sea, nosotros) tendrá que devolver entre un 3 y un 5% del salario correspondiente a los años 2010-2016 a los más de 900 trabajadores de EiTB. Lo “gracioso” del asunto es que esa sentencia será aplicable para los trabajadores de aquellas otras sociedades públicas que lo denuncien.


No sé el estado exacto de las arcas vascas. Si están como las de la mayoría de los hogares, esta sentencia será una razón de peso para adelantar las elecciones. ¡Que arreé el siguiente!


(Publicado en DNA el 17.04.16)

No hay comentarios: