lunes, 17 de diciembre de 2012

Las siete diferencias




 Soy consciente de que existen muchas más que siete. También lo soy de que hay muchas similitudes. Pero me parece que puede resultar suficientemente gráfico explicar siete diferencias entre los primeros pasos del actual Gobierno Vasco y su lehendakari, respecto del saliente:

1. La fundamental. El Gobierno Vasco que hasta hoy mismo ha presidido Patxi López, ha sido el primero (y el último, esperemos) que entró bajo la amenaza directa del terrorismo de ETA. El de Urkullu es el primer gobierno que toma posesión en Paz. No explico la titánica tarea desarrollada en la última década por los responsables salientes para propiciar este escenario.

2. El lehendakari López fue investido con 39 votos de 75 (UPyD también le votó) en virtud de un acuerdo político entre el PSE-EE y el PP del País Vasco que, con algunos encontronazos lógicos, le garantizó mayoría absoluta y estabilidad para las cuestiones fundamentales durante tres años. El Gobierno del PNV comienza su andadura con el apoyo exclusivo de los suyos, 27 parlamentarios, sin ningún acuerdo de estabilidad con ningún partido por primera vez desde la Transición; no sólo es incoherente con lo denunciado por el propio Urkullu cuando el PSE-EE se quedó en minoría hace un año, sino que además parece temerario en la actual situación económico-política.

3. Patxi López fue investido lehendakari tras una exagerada y continuada (hasta el último día de su mandato) campaña de deslegitimación del resultado electoral. Esta campaña la dirigió el primer partido de la oposición y la basó en afirmaciones del recién estrenado lehendakari de este tipo: "López pretende dar un golpe institucional". No cito otras frases tan míticas como ridículas, protagonizadas por Egibar o Arzaulluz, respecto de nuestra "vasquidad", nuestro compromiso con el euskera o lo que le debemos a ETA por aupar a los socialistas Ajuria-Enea. Afortunadamente, ni un solo representante institucional o político ha cuestionado en esta ocasión la legitimidad de las insituciones de la Lehendakaritza ni del Gobierno Vasco. A esto se le llama tranquilidad, normalidad, no-crispación,...

4. El actual lehendakari ha jurado  "humildemente ante Dios y la sociedad, en pie sobre la tierra vasca, y bajo el roble de Gernika, con el recuerdo a nuestros antepasados". El lehendakari López asumió el cargo "de pie en tierra vasca, bajo el árbol de Gernika, ante vosotros, representantes de la ciudadanía vasca, en recuerdo de los antepasados, prometo desde el respeto a la ley desempeñar fielmente mi cargo". No creo que nadie se escandalice si digo que esto supone un retroceso, al menos, de cuatro años. Simbólico, sí, pero retroceso.

5. El traspaso de poderes entre los gobiernos saliente y entrante se ha producido, hasta donde yo sé, con eficacia, responsabilidad y sin estridencias (más allá del escarceo público provocado por una filtración al diario DEIA - no creo que las fuentes fueran socialistas -). Nada de desplantes públicos, ante los funcionarios o en privado. Como debe ser. Los cargos institucionales son de la ciudadanía, por tanto nadie debería considerarlos como propios... ni siquiera en Euskadi, en nombre de la "nuestros antepasados"!

6. Como consecuencia de la anterior diferencia, el nuevo Gobierno Vasco no se va a encontrar con subvenciones o gastos "raros" llevados a cabo por el Gobierno en funciones. Aún recuerdo una subvención del Gobierno Ibarretxe, ya en funciones, a la Fundación Sabino Arana por valor de 3 millones de euros.

7. El Gobierno (y la concepción de la política) de Urkullu parece que va a ser muy aburrido, gris, previsible. Hay quien dice que la política debe ser aburrida, que ese es uno de los elementos que garantizan la "buena política". Si esto es así, esta es una ventaja con relación al anterior gobierno. No obstante, yo discrepo, no me gusta el gris, no me gusta el aburrimiento y, respecto de la previsibilidad, es fácil recordar que este también fue un firme compromiso de Mariano Rajoy...




2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya has pasado por Lanbide? Os hacen descuento por grupos? Entre el descalabro electoral y los navajazos en el PSE alavés...

XABIER INTZA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.