jueves, 19 de abril de 2012

No lo entiendo

Soy parlamentario vasco desde hace 7 años, he estado en la Comisión de Incompatibilidades del Parlamento Vasco y en la del Estatuto del Parlamentario y actualmente pertenezco a la Comisión de Reglamento y Gobierno. Y esto no me da mayor autoridad para emitir mi opinión, no. Pero cualquiera podrá entender que conozco muchas situaciones de parlamentarios y parlamentarias, muy diversas todas ellas.

Pues bien, con todo respeto a las Cortes Generales, no entiendo que un catedrático de universidad privada, la jefa de un despacho de abogados o el dueño de una empresa de la construcción puedan ser diputados y que Iñaki Antigüedad, catedrático en la UPV-EHU, no pueda serlo. Sencillamente, no lo entiendo.

Estoy convencido de que la decisión está ajustada a las normas por las que se rigen las Cortes. Pero eso es precísamente lo que no entiendo. Habrá que cambiar... porque como he dicho tantas veces, o cambiamos o nos cambian.

7 comentarios:

xabier intza dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

No os indignéis tanto, que fueisteis los socialistas quienes de la manita del PP tratasteis de evitar de cualquier manera que Bildu o Amaiur fuesen legalizados. El PP ha hecho lo que esperabamos que fuese a hacer, putear todo lo posible a la izquierda abertzale, como cuando les dejó sin grupo propio, pero vosotros no sois mejores, así que no vale venir ahora de buenos.

Óscar Rodríguez Vaz dijo...

Pero anónimo, quién ha hablado de Bildu o Amaiur en el post? Pero qué dices? Pero qué manera es esa de mezclar churras con merinas?

Iker Garrintza dijo...

Mezclar churras con merinas no es lo que haceis los politicos?

Anónimo dijo...

El tema va de que no cuela que ahora te preocupes por que un diputado de la IA no pueda compatibilizar ámbas funciones, que ya no engañáis con buenismos a nadie.

Anónimo dijo...

Yo tampoco entiendo que gente sin más experiencia laboral que la empresa-partido quiera darnos lecciones de nada. Etu empresa partido los más representativos.

Anónimo dijo...

Los abogados de las contra-causas que ellos mismos han creado para su propio beneficio. Yo me lo rizo yo me lo como.