miércoles, 21 de marzo de 2012

Elkarrizketa "Ganbara"-n



Para escuchar la entrevista, pinchar aquí.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encanta cuando el subconsciente os delata, y deja en evidencia ese discurso al que recurris,de que "no se quien va repartiendo carnets de vascos".
En tu respuesta a la primera pregunta dejas bien claro quien es vasco y quien es espaniol. Nos dices que los vascos del PNV ( segun tu la derecha vasca) y los espanioles del PP (vasco) ( segun tu la derecha espaniola) coinciden en el parlamento vasco. Muy bien. Claridad ante todo.
Entiendo que el Rodriguez jauna no tendra ningun problema en que le clasifiquemos como izquierda espaniola en el parlamento vasco. Lo que son en base a su teoria!! o no?
Ah! parece que a loppez le crecen los enanos Gil-geros!!
Seguimos esperando tu opinion sobre los "errores" que comete el cuniao de loppez a la hora de estafar los Bizkainos. No mireis al dedo que apunta la luna. Fijaros en la luna y contarnos lo que os parece. O es que en este caso el P$€ no debe exigir el carnet del partido a cuniado de loppez? cuentamelo rodriguez jauna?

Anónimo dijo...

Dejo esta carta para los lectores (seguro que tu ya la has leido), en el que se refleja muy bien de que van esas reflexiones que nos balbuceaba el rodriguez jauna despues de los ostiones electorales que la sociedad vasca les dio. Y sobre todo la actitud del susodicho frente a otras corruptelas y filtraciones.
Zas! Zas! en toda la bocaza. Como me gusta ser un rural!!


http://arabatik.wordpress.com/2012/03/22/sobre-las-indefensiones-carta-al-senor-melchor-gil/

Anónimo dijo...

En el caso de Melchor Gil, hay algunas cuestiones que son objetivamente incuestionables, porque algunas incluso están admitidas y firmadas por él mismo: compró un chalé en Castro, abonó por ello 419.074 euros, lo hizo sin movimientos en sus cuentas y sin pedir un préstamo bancario, pagó en metálico y gran parte del monto con billetes de 500 euros, dinero que en parte declara haber obtenido de un prestamista sevillano investigado por otros casos de blanqueo de capitales y defraudó al fisco -al erario público, es dedir, a todos- 103.000 euros que luego -y solo después de la reclamación de Hacienda- zanjó con la correspondiente multa. La investigación de la Fiscalía y, en su caso, un juez determinarán si el dirigente socialista cometió algún tipo de delito. Por otro lado, está la filtración del caso y de los datos de Melchor Gil, que, de igual manera, dendrá su investigación por un posible delito si, tal y como ha anunciado el propio interesado, ha interpuesto la correspondiente denuncia. Pero en todo este asunto, el PSE está teniendo un peligroso doble rasero: no solo exige la presunción de inocencia de Gil -todos lo hacemos-, sino que pretende darla por hecha, mientras acusa directamente al PNV, a la Diputación y al diputado general de un grave delito. Y lo hace sin prueba alguna y con falsedades como que en los papeles filtrados no aparece sello alguno de la Fiscalía. No es cierto, y puede comprobarse, de nuevo, en la imagen que volvemos a publicar hoy en la página 32. Los socialistas no están actuando bajo el mismo rasero ético y de responsabilidad política que han exigido en otras ocasiones. Al contrario, intentan tapar una actuación a todas luces reprobable ética y políticamente -judicialmente, se verá- desviando la atención hacia un presunto filtrador. Es decir, que el PSE se conforma con mirar para otro lado.