jueves, 14 de octubre de 2010

Un debate de calado

Seguramente haya explicaciones razonables que justifiquen que no nos sentemos, o que salpiquemos y no limpiemos cuando utilizamos un WC distinto al de nuestra casa. Pero lo cierto es que nadie sabe decirme por qué la mayoría de los tíos no tira (aquí no me incluyo) de la cadena después de mear. Será por nuestra conciencia ecológica (ahorro de agua) o porque no somos nada ecológicos? Ciertamente se trata de un debate de calado. A mí al menos me parece un tema a estudiar. Sociedad!

7 comentarios:

Will dijo...

Tiene gracia, a menudo las "cerdadas" están muy ligadas a la conciencia ecológica y los hábitos muy higiénicos son perjudiciales para el medio ambiente (derroche de papel, agua, utilización de productos tóxicos...).

Sinceramente, a mi me molesta encontrarme la tapa y el suelo salpicados; y, sin embargo, si nadie a meado antes (en lugares públicos) no suelo dar a la bomba, ya que en éstos WCs se derrocha muchísimo agua en cada limpieza.

Un saludo!

Óscar Rodríguez Vaz dijo...

Ay, ay, ay...

Íñigo dijo...

Más allá del debate sobre los urinarios, tengo que sentir mucho el pacto entre el PNV y el PSOE en Madrid. Siempre he dicho que el ejercicio del poder para el PSE-EE en Euskadi sería muy complicado, pero no pensaba que sería tan complicado. Os están haciendo la cama, y si esto sigue así el PSE.EE se puede dar un trastazo muy duro... Parece mentira que haya costado tanto llegar al poder y, una vez en él, sea todo tan difícil...

Qué bien que se complete el estatuto. Qué mal que sea de esta manera, con el PSE-EE orillado a pesar de tener el poder, con el PNV crecido y cumpliendo su máxima de "gobernar desde la oposición" (a veces tengo la impresión, y esto lo digo con el máximo afecto al PSE, de que el PNV es el único partido capaz de tener los mejores gestores y la mejor inteligencia de Euskadi) y encima con la eterna amenaza del nacionalismo por romper todo.

Se cumple tristemente la eterna sensación que el nacionalismo ha deseado siempre: ser nacionalista es lo lógico en Euskadi. Los demás, son convidados de piedra.

Óscar Rodríguez Vaz dijo...

Las cosas no siempre son como parece que son, Íñigo. Sobre todo si se miran con perspectiva:
- el año tiene 365 días, tranquilidad, quedan un montón hasta 2013;
- dentro de unos meses hay elecciones forales (determinantes para tomar las decisiones en materia económica y fiscal) y el PNV debería conservar las tres para seguir actuando igual... no creo que vaya a ser así;
- a principio de legislatura teníamos cuatro objetivos como nuevo gobierno: lucha contra la crisis, lucha contra ETA, acabar con la crispación y reforzar el autogobierno estatutario; creo sinceramente que, por supuesto que por diferentes razones, los cuatro van bien en sólo 16 meses.

Un saludo y seguimos.

Óscar

Íñigo dijo...

Gracias por la respuesta. Me alegra que tengáis las cosas claras, y espero que a pesar de los problemas salga todo adelante.

Óscar Rodríguez Vaz dijo...

Desde luego currar, estamos currando para que todo salga. Un saludo!

Carlos Gorostiza dijo...

Te remito a un viejo post que publiqué en su día.

http://mirandoalasmusaranas.blogspot.com/2008/01/decimosptima-entrega-las-escopetas-de.html