domingo, 26 de septiembre de 2010

Esperanza o dogmatismo?

Están cayendo chuzos de punta para la socialdemocracia en Europa. Avanzan los mensajes extremistas frente a la pobreza o la inmigración y nuestra respuesta sume en el desconcierto a nuestro electorado. Verdaderamente estamos mostrando una incapacidad manifiesta para actualizar nuestro mensaje al nuevo siglo.

Así pues, que el presente no es nada halagüeño y el futuro no parece presentarse mucho mejor en Francia, Alemania, Italia...Y en el Reino Unido? Pues podéis llamarme ingenuo o sentimental, pero a mí me gusta que, ante la que está cayendo, el nuevo jefe de los laboristas sea un inconformista con al situación y partidario de un nuevo mensaje para la izquierda, aunque sea británica. Ahora casi es pecado hablar de él, pero recuerdo que la remontada de la socialdemocracia en Europa a finales del siglo pasado comenzó con Blair de la mano de una reformulación de las tesis socialdemócratas. Es verdad que la Tercera Vía no era un "giro a la izquierda" precísamente, pero lo importante en una situación de crisis (como la que atravesamos) es precísamente el "giro".

Espero que el nombramiento de Miliband obedezca a la esperanza de los que son conscientes de la necesidad de abrir un nuevo tiempo y no al dogmatismo de aquellos que se resisten a cambiar de siglo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Olvidaste Suecia y los "demócratas"

Will dijo...

¿Hasta que punto son sostenibles las políticas socialdemócratas en las cíclicas crisis capitalistas?

Óscar Rodríguez Vaz dijo...

Will, supongo que tenemos que reinventar la socialdemocracia sin cambiar los pilares que sostuvieron su creación. Hay solución, pero hace falta valentía y liderazgo, algo de lo que no andamos demasiado sobrados.

Sí, Anónimo, lo olvidé. Te prometo que lo tenía en la cabeza por ser el paradigma, el origen del W-S.

Saludos