martes, 3 de agosto de 2010

Hoy somos un poquito más felices

Hoy somos un poquito más felices. Sobre todo la familia de Joseba Pagazaurtundua, que habrá visto cómo la herida que tienen desde hace 7 años, si bien nunca podrá (ni deberá) desaparecer, puede ir cicatrizando. Porque con la detención de este fulano, la sociedad en general, y las víctimas en particular, comprueban que el Estado de Derecho funciona. Que en esta sociedad quien la hace, la paga.

2 comentarios:

Óscar Rodríguez Vaz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Es espeluznante leer hoy la vida del "fulano" Óscar, y la impunidad que ha reinado aquí!