miércoles, 2 de junio de 2010

Un escándalo

No acostumbro a citar a Cáritas, pero como el señor de marras se llama y apellida como yo y como comparto al 100% lo que ha dicho en esta ocasión, transcribo literalmente sus palabras con relación a la paga extra que se llevarán los componentes de la selección si ganan el mundial:

Cáritas Española calificó hoy de "chocante" que los jugadores españoles puedan embolsarse una prima de 600.000 euros si ganan el Mundial de Fútbol en Sudáfrica.
"En un contexto donde estamos llamando a la austeridad, a quitar ayudas incluso a los más pobres, nos parece un poco chocante que alguien por ganar en un juego se lleven esas cantidades de dinero". En este sentido, pidió "reflexión" a los futbolistas y les hizo un llamamiento para que "si ganan el Mundial, que tengan el principio del destino universal de los bienes" y no dispongan de la prima "sólo para el disfrute personal". El presidente de Cáritas Internationalis, cardenal Óscar Rodríguez, rechazó que haya "ganancias sin límites", lo que, a su juicio, es "un problema que ha desfigurado el deporte".


Lo dicho, un escándalo.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo Oscar! Y parece que sólo él se escandaliza, pues somos varios

Óscar Rodríguez Vaz dijo...

Pa´ mí que no nos van a hacer ni puto caso!

Andertxo dijo...

No se de que te sorprendes. Cuando alguien es capaz de pagar 96 millones de € por un jugador, y se hable mas de el que de cualquier problema trascendental, ya en el mundo del futbol pocas cosas pueden sorprenderme.
Aunque podemos estar tranquilos, Bisbal beso la copa del mundo, cosa que trae mala suerte ;)

Óscar Rodríguez Vaz dijo...

No jodas que la besó!

Andertxo dijo...

Eso parece, y esta todo orgulloso!jejejeje
La cosa esta entre Inglaterra, Argentina y España. Aunque con el mal fario de besar la copa... tiene la cosa turbia!

Óscar Rodríguez Vaz dijo...

Te olvidas de Brasil, amigo.

danigonzalez dijo...

No creo que sea un escándalo, sino un gesto más de cómo hay gente que disfruta de privilegios sin límites.
Parece ser que si logras que tu club/federación haga caja con camisetas, llaveros, calzoncillos y demás tienes derecho a esas cosas con las que el pobre currante que abastece media España de, pongamos, cervecita para ver el Mundial no puede ni soñar.
Y no es escándalo porque la sociedad lo consiente como tal. Parece mentira que gente que agoniza con la crisis se compre el plasma de 50 pulgadas para ver cómo nos derrotan de nuevo. Pero así es la sociedad, alabando becerros de oro (nunca mejor dicho) desde sus casas de barro y paja.