lunes, 17 de mayo de 2010

A ver si sale!

(Nota íntegra hecha pública ayer a la tarde por el PSE-EE).

Los representantes del PSE-EE en la Mesa del Parlamento vasco, Blanca Roncal y Jesús Loza, trasladarán mañana al órgano rector de la Cámara una propuesta para reducir los salarios de los parlamentarios en un 15 por ciento, en consonancia con los recortes anunciados por el presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, para los altos cargos.

Los socialistas vascos entienden que estos momentos exigen grandes sacrificios para muchos trabajadores: los del sector privado, que ya han venido sufriendo ajustes en los dos últimos años y han sido los principales afectados por el desempleo; y los del sector público, que verán reducidos sus ingresos una media del cinco por ciento a cambio de garantizar el empleo. A ellos se suma la congelación de buena parte de las pensiones, así como la reordenación de las previsiones de inversiones para los dos próximos años.

“Cuando el conjunto de la ciudadanía tiene que soportar sobre sus economías domésticas el esfuerzo requerido para reducir de forma drástica el déficit público que ha permitido sostener los derechos sociales, los políticos debemos estar al frente de las renuncias. Por eso, queremos que sea la Mesa del Parlamento la que dé el primer paso, aunque los socialistas tenemos intención de presentar una iniciativa de forma inminente en este sentido”, anuncia el portavoz del grupo del PSE-EE en la Cámara,. José Antonio Pastor.

Pastor recuerda que el pasado jueves, durante la reunión habitual de la Junta de Portavoces, que se produjo al día siguiente de que Rodríguez Zapatero anunciara los recortes conocidos, ya trasladó a los representantes del resto de los grupos la necesidad de hacer una reflexión urgente sobre la aplicación de dichas medidas en las remuneraciones de los parlamentarios, sin obtener una respuesta concreta. Por eso, los miembros de la Mesa en representación de los socialistas tomarán la iniciativa en la reunión de mañana, antes incluso de conocer la aplicación concreta que el plan emprendido por el Gobierno de España tendrá en las diferentes autonomías.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

He escuchado a Ezenarro hoy en la radio y se subía por las paredes con esta posibilidad. Jode, con la "izquierda" abertzale qué rápido se acostumbra a los buenos sueldos.
Lo dicho, a ver si sale.
Baxter

Anónimo dijo...

Teniendo en cuenta que el valor añadido que la clase política aporta a nuestro PIB y al bienestar de la población en general, en el mejor de los casos, se reduce a dar una forma poético-literaria a lo que dicen las personas con perfil técnico (pobre Solbes) un reducción 15% se me queda corta.

Óscar Rodríguez Vaz dijo...

Siempre podemos disolver los Parlamentos... Aunque vista la finura progresista de tus palabras (anónimas, eso sí), no te encuadraba yo en el bando de los de Franco. Agur y buen día en cualquier caso.

Anónimo dijo...

¿Estamos dispuestos a pagar a los mejores para que se dediquen a la política? Pagarles -claro- lo que cobrarían en sus carreras como los mejores. ¿No? Entonces tendremos los que estamos dispuestos a pagar.
Si, como parece, únicamente los queremos para que desarrollen su necesaria función de chivos expiatorios tampoco lo hacen tan mal.

Anónimo dijo...

No me malinterpretes, Oscar. No estoy en contra de la democracia, sino de que la política sea el único ámbito profesional en el que no se requiera ningún requisito o cualidad técnica para acceder a un puesto. Cualquier funcionario público tiene que opositar o cumplir unos requisitos mínimos fijados en la OPE correspondiente, menos los cargos políticos. Curiosamente los que más cobran. ¿Qué valor añade a nuestra sociedad un político profesional? Lo que necesitamos son personas con perfiles técnicos y experiencia contrastada en el mundo real y menos “gente de partido”, que no sabe gestionar. Si en el gobierno de Zapatero hubiese habido más gente como Solbes y menos político profesional, ahora no estaríamos pensando en bajar las pensiones, el sueldo de los funcionarios rasos, paralizar inversiones, etc, etc, etc

Óscar Rodríguez Vaz dijo...

Yo creo que habría que lograr un equilibrio. Entiendo lo que dices, pero lo que expresas como demérito es la grandeza del sistema, "que cualquiera puede ser Presidente", recuerdas?
Los partidos políticos juegan un papel fundamental en nuestro sistema, pero admito en parte algunas de tus críticas. Aunque discrepo radicalmente en otras:
- hay técnicos con mucha formación que gestionan fatal (el trato es con personas);
- hay "gente de partido" que gestiona muy bien;
- los políticos no son los que más cobran, ni de coña! (sobre esto podría hablarte largo y tendido: no permisos "normales", no bajas, no desempleo, no posibilidad de reciclaje,...);
- la política no es una profesión (no digo que no haya profesionales de la política en el mal sentido), es un oficio fundamental para el buen funcionamiento de nuestra democracia (que no está en sus mejores horas, claro).

En resumen, haría falta un debate sincero, sin amarillismos y absolutamente transparente sobre qué sociedad-democracia queremos y qué política queremos.