domingo, 23 de mayo de 2010

No vale todo

Ayer nos desayunábamos una entrevista en El Correo que es el corolario de un rosario de dislates que el PNV está protagonizando en torno a las obras del TAV en Euskadi tanto en sede parlamentaria como en los medios de comunicación.

Pienso yo que el PNV debería practicar de una vez el patriotismo que tanto cacarean y arrimar el hombro junto al Gobierno Vasco para luchar contra la crisis y para la construcción de una nueva Euskadi más solidaria, sostenible y competitiva. Sin embargo, parece que cualquier excusa les sirve para dar leña al lehendakari, por más que este se empeñe en buscar el acuerdo y la no-bronca.

El TAV es parte fundamental de esa Euskadi del futuro que pretendemos construir y el PNV no debería utilizar tácticas de vuelo corto en torno a esta infraestructura. Nosotros, a pesar de los retrasos y de las dificultades que también había, hemos estado defendiendo como los que más este proyecto cuando el PNV gobernaba. Sería necesario que ahora no nos enfangásemos en un debate en el que el PNV tiene demasiados muertos en el armario como para andar sacando pecho. Aprovecharse de las consecuencias de la crisis para criticar la gestión que el GV ha hecho en torno al TAV (en 12 meses) no serviría sino para poner en cuestión un respaldo mayoritario a nivel político, institucional y económico en torno a esta infraestructura capital para nuestro desarrollo.

Es muy deseable que la polémica quede zanjada definitivamente. En política (como en la vida) no vale todo.

1 comentario:

Carlos Gorostiza dijo...

Piensa Oscar en la parte positiva: que la situación del TAV es ahora mejor que nunca.

Tu recuerdas bien cómo el PNV mantuvo durante años las obras en stand-by para no molestar a unos hipotéticos votantes que le iban a venir del entorno abertzale, sobre todo en Gipuzkoa.

Ahora apoyan decididamente el TAV y parece que tampoco les importa molestar a los abdertzales.

Buenas noticias en el fondo per como decía Arzalluz: los conversos a la cola.