jueves, 18 de febrero de 2010

Sobre el centro de inserción social y el género humano

Los vecinos de Lakuabizkarra están acogiendo con mucho malestar la decisión de instalar un centro de inserción en el barrio, según la información publicada ayer por EL CORREO. Mi opinión es distinta a lo que parece el "sentir general"...

Hay una queja generalizada: que no se ha consultado al barrio. En cuanto a la participación en los asuntos públicos, creo que nadie se ha indignado por la construcción del mejor centro cívico de Euskadi en el mismo barrio. Las fórmulas de participación soy muy mejorables, pero si no nos gustan deberíamos protestar siempre, no sólo cuando no nos gusta la infraestructura que se va a implantar. A todos nos gusta llegar a casa después del curro y disfrutar de la familia y dedicarnos al ocio. Y qué decir del fin de semana! Soy de los que piensa que si el 10% de la población se interesara verdaderamente por las decisiones, las insituciones tendrían una forma de funcionar muy diferente. Pero desgraciadamente pasamos bastante.

Se cuestiona también la idoneidad de hacerlo en nuestro barrio. Pondré sobre la mesa algunos hechos: en Lakua-Arriaga tienen la casa del Sida desde hace más de 15 años, entre Arriaga y Abetxuko tienen un asentamiento para rumanos gitanos, en Santa Lucía el servicio Estrada para inserción de drogadictos desde el 98, en Coronación un centro de recogida neumática de Residuos desde hace unos 8 años, en el Casco Viejo la Casa Abierta y el Aterpe para indigentes, que próximamente serán trasladados también a San Cristóbal, en Sta.Bárbara un comedor-social, en Aranzabela hay un centro de atención sanitaria para drogadictos, en varios puntos de la ciudad hay pisos para penados, etc., etc., etc. Y todos esos proyectos se hicieron con resistencia vecinal. Si todos nos negamos a tener los equipamientos comunes, ¿de qué forma se darían los servicios a la sociedad?

En cuanto a las razones por las que no se ha hecho este centro en Zabalgana, yo las desconozco. Pero es que desconozco casi todo, puesto que sólo dispongo de una información periodística que si leo atentamente dice lo siguiente: "Eso sí, se desconoce por qué el Consistorio, propietario del solar que se venderá al Gobierno central -en principio se descartó la cesión-, desestimó Zabalgana, a no ser por el rechazo vecinal." En fin, ese "a no ser por el rechazo vecinal" parece más una especulación que otra cosa. Insisto en que lo desconozco, pero lo que no puede ser es que demos como cierta esta parte de la información y, sin embargo, dudemos de la misma información cuando describe el tipo de presos que va a albergar este centro de inserción.

Y esto de la inserción me sirve para empalmar con otro asunto. ¿Es que todos los que vivimos en el barrio - y en la ciudad, y en el país,...- pensamos que todos nuestros hijos van a ser modélicos? ¿Nadie piensa que puede tener un hijo drogadicto, ladrón o violador? Y si así fuera – lo que no conllevaría que fuera a dejar de ser nuestro hijo –, supongo que querríamos que se reinsertase tras cumplir su pena, ¿no? ¿Y dónde preferiríamos que lo hiciese, en un sitio como el que es objeto de la discusión o en una cárcel al uso?

En fin, yo con la información de la que dispongo, preferiría que se hiciera en otra zona, claro está. Pero si por las necesidades de la ciudad, tuviera que hacerse aquí, tampoco me parecería ningún drama. Vivimos en un barrio magnífico, a entre 5 y 15 minutos del centro geográfico de Vitoria y de la futura estación intermodal, a unos minutos de varios parques y de sus respectivos juegos infantiles, pegados al anillo verde, a pocos metros de la parada del tranvía más cercana, a tiro de piedra del mejor centro cívico de Euskadi y a 5 minutos de la autovía, que nos da salida a cualquier lugar. Por supuesto que también hay cosas malas y más que puede haber, pero creo sinceramente que alguna cosa buena también tenemos...

Por todo ello, yo estoy dispuesto a moverme para pedir toda la información y la máxima transparencia (en este y en cualquier otro asunto), pero no para quejarme porque sí, sabiendo que muy cerca de nuestras viviendas hay gente que vive muchísimo peor que nosotros.

Esto es lo que pienso. Por cierto, no hace falta que diga que el Alcalde es de mi mismo partido, pero defenderé esta posición gobierne quien gobierne la ciudad.

10 comentarios:

Óscar Rodríguez Vaz dijo...

Como bien decía, "desconozco casi todo, puesto que sólo dispongo de una información periodística". Hoy ya tenemos una nueva información periodística absolutamente opuesta a la que leímos ayer y anteayer:
http://www.elcorreo.com/vizcaya/prensa/20100219/alava/interior-paraliza-sorpresa-obra-20100219.html

Seguiremos.

Anónimo dijo...

Aupa¡

Me alegro mucho de que hagas un post sobre este tema. Es un tema en el que confluyen los límites de la participación social, los servicios públicos, la planificación urbana, el derecho a la reinserción, el poder de los medios, efecto Nimby, y la permeabilidad de la política... casi nada¡¡

Me quedo con un par decosas:

- La capacidad de un medio de juntar a la salida de un colegio a cuatro padres y madres, hacerles una foto para que parezca la Revolución Naranja y montar una escandalera. Eso sí, como bien apuntas, sin uná sóla aseveración en firme.

- Lakuabizkarra, un barrio que si no me equivoco tiene un flamante centro cívico del tamaño del Gugghenhim de 15 millones de euros, un parque en forma de barco pirata de un millón de euros, otra zona deportiva aledaña de otro millón, un futuro Palacio de Congresos de 150 millones, transporte público más rápido y mejor de Euskadi... vamos un barrio mimadito. Por cierto, con mucha VPO, es decir servicios públicos de primera calidad más una subvención para compra de un piso de 200.000 euros...

- Régimen de tercer grado: o sea, menudeo de drogas, infracciones de tráfico, fraudes fiscales... creo y espero que no llevarían a ese centro a tipos irrecuperables como el violador del Ensanche.

Por último un apunte particular. Se me podrá acusar de izquierdismo de postal, buenismo rojeras y todo eso... pero he vivido 25 años de mi vida en un bloque de 40 viviendas de un barrio sin servicio públicos de ningún tipo, de las 40 viviendas dos estaban destinadas a la inserción social de penados. Entre 8-10 personas (que iban rotando) recién salidas de la cárcel vivían en mi bloque. Nunca hubo ningún problema, denuncia, hurto o movida con esa gente, ni el cuarto de bicis ni los camarotes fueron reventados... y pasaron centenares...

Qué hipocresía, que mierda de sociedad.

Rucar dijo...

El de arriba es Rucar.

Óscar Rodríguez Vaz dijo...

Suponía quién era el de arriba... a ver si te marcas un comentario, el público te espera!

Anónimo dijo...

Así que porque un barrio tenga un centro civico en condiciones después de esperar 11 años, tener UN parque en condiciones para que jueguen los niños, y haber esperado 11 años también... un transporte publico decente después de 11 años... ahora de sopetón y porque somos un barrio mimadito, toma carcel... es que hay opiniones que no se sostienen por ningún lado...
¿alguien se ha parado a pensar, si por ejemplo el barrio necesita equipamientos básicos? papeleras, arreglo de aceras, señalizaciones en pasos de peatones...
Oscar, desde luego tu opinión es demagógica y rastrera a más no poder.
Estos mismos centros civicos van a tener por ejemplo Salburua y Zabalgana sin haber tenido que esperar 11 años, y muchas parcelas libres para poder construir ese equipamiento, es decir la carcel.

Óscar Rodríguez Vaz dijo...

Bueno, no sé por qué mi opiníon es demagógica y, mucho menos, rastrera. Ya entiendo las otras cosas que dices, pero eso no lo entiendo. Si me lo quieres explicar, estoy abierto a hablarlo... Agur

Anónimo dijo...

Pues Oscar, no sé si demagógica, rastrera, interesada, o de algo hay que hablar.

El caso es que no me a quedado claro si quieres el centro en Lakua o no.

Hablas de varias cosas:
Dices que nadie se ha indignado por la construcción del mejor centro cívico de Euskadi. A ver, casi todos sabíamos que nos iban a construir el centro... desde hace años. Si no se ha quejado nadie es porque todos estamos de acuerdo.

Hablas sobre la casa del sida, los rumanos gitanos, servicio Estrada para inserción de drogadictos, recogida neumática de Residuos, etc etc.
¿Estás metiendo en el mismo cajón eso y el centro de 200 presos? Cuanto menos raras tus comparativas.

Dices:
"En fin, yo con la información de la que dispongo, preferiría que se hiciera en otra zona, claro está. Pero si por las necesidades de la ciudad, tuviera que hacerse aquí, tampoco me parecería ningún drama."
Te recuerdo que las necesidades de la ciudad somos los que vivimos en ella.

Sí, vivimos en un barrio maravilloso, y queremos que siga siendo maravilloso.
No sé a que lumbreras se le a ocurrido que plantar un centro de reinserción de 200 presos en la ciudad va a marcar alguna diferencia con ponerlo en el extraradio. Yo creo que puede originar más problemas que beneficios. Me suena bastante a experimento social.
NO GRACIAS... EXPERIMENTOS LOS MÍNIMOS.

Atentamente

Joseba.

Óscar Rodríguez Vaz dijo...

Bueno, la realidad es que el Ministerio ya reconoció (ayer lo leí yo en El Correo) que no había actuado bien.

Creo que coges el rábano por las hojas. No estoy comparando la recogida neumática de basuras o los drogadictos, con los presos. Creo que se entiende perfectamente que lo que quiero decir es que nadie quiere algo "feo" al lado de su casa. Y pensaba yo que se entendía que lo que quería decir es que en una ciudad, a todos nos tiene que tocar algo "feo" cerca, en nuestro barrio.

Me vas a disculpar, pero el argumento que empleas sobre el centro cívico es para nota. Dices "si no se ha quejado nadie es porque todos estamos de acuerdo". Eso es precísamente lo que decía yo, que cuando las infraestructuras son "bonitas" nadie se queja. Y, sin embargo, cuando son "feas" nos quejamos enseguida, sin tener en cuenta si también hay otras cosas "bonitas" a nuestro alrededor.

En fin, que creo que si no descontextualizas las cosas que digo, tienen cierta coherencia. Podrás compartirlas o no (supongo que podré opinar diferente a tí, no?), pero mis reflexiones apuntan en una determinada dirección.

Sigo sin entender, pues, lo de que mi opinión es "demagógica, rastrera o interesada".

Agur y gracias por tus comentarios de todas formas.

Joseba dijo...

Bueno Oscar, en primer lugar ya he he comentado que "no sé" si tu opinión es algo de "eso". Para mí es una opinión más igual de válida que la del resto. Otra cosa es que la comparta.

Tu argumento de que porque tenemos cosas "bonita"s también tenemos que "comernos" cosas "feas" es un poco generalista. Sabemos que las cosas bonitas a todos nos gusta y no ponemos impedimentos en ellas, pero eso no quita lugar para que si nos intentan meter cosas "feas" nos vayamos a quedar mirando como las vacas al tren.
Para las cosas que podamos pensar que acarreen un perjuicio al barrio hay que, 1º recibir la información pertinenete, 2º dialogar y 3º llegar a un consenso.
Cualquier cosa fuera de eso es una imposición. Habrá fuerzas mayores pero este centro en Lakua no la veo como una de ellas.
Te repito mi opinión:
"No sé a que lumbreras se le a ocurrido que plantar un centro de reinserción de 200 presos en la ciudad va a marcar alguna diferencia con ponerlo en el extraradio. Yo creo que puede originar más problemas que beneficios. Me suena bastante a experimento social.
NO GRACIAS... EXPERIMENTOS LOS MÍNIMOS"
A partir de aquí si el Ayuntamiento expone los términos del proyecto... pues hablamos.

Joseba.

Un saludo.

Óscar Rodríguez Vaz dijo...

Joseba, lo de la explicación... más aún, lo de la información transparente y previa me parece la clave. Completamente de acuerdo con eso.

Sobre lo de los experimentos, pues no estoy de acuerdo, porque no quiero que nadie quisiera hacer un experimento.

Agur