lunes, 8 de febrero de 2010

Qué es el 3i+d

Hace unos días en el Parlamento el lehendakari, en la definición de su proyecto de Euskadi solidaria, sostenible y competitiva, puso un nuevo nombre a la fórmula para la mejora de nuestras empresas: 3i+d. Investigación, Desarrollo, Innovación e Internacionalización.

El PNV ha hecho su particular interpretación de la fórmula y, por supuesto, le ha dado un nombre "propio" para definir su forma de hacer oposición en materia industrial: Inconsistencia, Demagogia, Incoherencia e Irresponsabilidad.

Hoy nos ha deleitado con una iniciativa en la que pedían al nuevo Gobierno la elaboración de un catálogo de empresas localizadas en la CAPV pero que han trasladado sus centros de decisión fuera. Por lo visto, el PNV ha tenido que pasar a la oposición para constatar las carencias de las políticas industriales durante su mandato que - según han dicho ellos mismos - "han llevado a la pérdida de liderazgo de la economía vasca en el conjunto de España y que ha llevado a algunas empresas a ubicar sus centros de decisión fuera de Euskadi".

La propia debilidad y ausencia de alternativas por parte del PNV se ha puesto de manifiesto en el mencionado debate. Los jeltzales no se han puesto rojos cuando no han sabido responder a la siguiente pregunta: ¿por qué es tan necesario hoy ese catálogo y por qué no lo ha sido en los últimos 30 años?. En fin, si lo consideran tan importante, podían haber pedido a los tres diputados generales que hagan ese catálogo. Porque desde luego los socialistas no vamos a contribuir a clasificar y a catalogar a las empresas en función de su ubicación. No faltaba más que eso!

Hasta mayo del año pasado aquí sólo había un plan, y desde luego nadie recuerda que fuera industrial. Creo que el actual Gobierno vasco está apostando por la serenidad, la estabilidad y la confianza como base para otros planes, estos sí ya en marcha y con buena respuesta, como el Resiste y el Compite.

Esta es la razón por la que al PNV no le ha quedado más remedio que volver a tirar del único discurso que tiene su partido en la oposición: el de las acusaciones sin una sola prueba de supuestos destrozos que estaría causando el actual Gobierno. Da igual que se hable de educación, de economía, de cultura… No hay alternativa, sólo crítica destructiva, para, al final, acabar pidiendo que se amplíen las medidas impulsadas por el Ejecutivo.

En fin, tenemos oposición para rato.

Más info en elmundo.es,

No hay comentarios: