jueves, 10 de diciembre de 2009

Prometer lo que se quiere hacer y hacer lo que se promete

Para cualquier lector puede parecer lógico que el Gobierno presente al Parlamento un calendario legislativo, que es básicamente una planificación de las leyes que se piensan aprobar en cuatro años, incluyendo una aproximación de la fecha en la que éstos se piensan remitir al Parlamento y un impacto económico financiero. Lógico puede ser, pero no ha sido lo habitual. Al menos no lo ha sido en las dos últimas legislaturas, en las que no hemos contado con esta herramienta básica de planificación.


Pues bien, en estos días ha llegado a la Cámara el calendario legislativo, un documento exhaustivo que adelanta las características de los 48 proyectos de ley que el gobierno del lehendakari López quiere aprobar en un horizonte de cuatro años. ¡Ahí es nada! Para que sirva como elemento de comparación....

Continuar leyendo el artículo publicado ayer en D.Noticias.

No hay comentarios: