miércoles, 19 de noviembre de 2008

20-N

No se podría conmemorar 20-N sin Esperanza... En casi todos los diarios (transcribo la noticia de ABC) hemos podido ver como "recuerda el pasado violento del PSOE". «El haber dicho que vamos a mirar hacia el futuro nos ha hecho caer en la trampa de nuestros adversarios que quieren que aparezcamos como franquistas». Aguirre recordó que el PP «se fundó mucho después de la Guerra Civil»; «el PSOE tiene un pasado violento». Esta afirmación le sirvió para recordar el asesinato de José Calvo-Sotelo, que tuvo lugar el 13 de julio de 1936, poco antes del comienzo de la Guerra Civil.

Sin acritud, supongo.

Pero el post de hoy no lo quería dedicar a Aguirre, sino a sus juventudes. Ayer EL PAÍS publicó un extracto de la ponencia de éstos jóvenes sin complejos. Ahí va:

"- Sindicatos. Los liberados sindicales son una casta privilegiada y partidista, no hacen nada por los trabajadores.
- Salario mínimo. Creemos en la flexibilización del mercado laboral como método de crear empleo frente a la regulación del salario mínimo, que provoca inflación y crea paro.
- Educación. Nos oponemos a las políticas socialistas que quieren igualar por la base (...). Proponemos aumentar la pluralidad de la oferta educativa a través de la iniciativa privada.
- Empleo público. Pretenden crear un Estado de personas subvencionadas que no luchen por mejorar sus condiciones vitales. No creemos en "Papá Estado".
- Superioridad moral. No admitimos la supuesta superioridad moral de la izquierda, y estamos dispuestos a dar la batalla de las ideas sin complejos frente a sus tópicos e iconos trasnochados.
- El mayo del 68. Estamos en contra del relativismo intelectual y moral que abanderó el mayo del 68. Defendemos la verdad frente a la mentira, la honestidad frente a la corrupción, el esfuerzo y el mérito personal frente a la mediocridad y el clientelismo. (...) "

Con un par!

1 comentario:

Anónimo dijo...

Impresentable. Con el patas cortas se tenían que haber quedado!